Propiedades de la vitamina C

Químicamente hablando, la Vitamina C es ácido L-ascorbico, un cofactor enzimático implicado en diversas reacciones fisiológicas (hidroxilación). Es necesaria para la síntesis del colágeno y de los glóbulos rojos, y contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario. Se necesita para el crecimiento y reparación de tejidos en todas las partes del cuerpo y forma una proteína importante utilizada para producir la piel, los tendones, los ligamentos y los vasos sanguíneos. Sanar heridas y formar tejido cicatricial. Está presente sobre todo en las frutas cítricas en su estado maduro, verduras y el té verde.