Las pasas ayudan al control de la glucosa

Una pasa es una uva seca. Contienen, aproximadamente, un 3% de proteínas y un 3.7%–6.8% de fibra y un alto contenido en antioxidantes. Son bajas en sodio y no contienen colesterol. Se pueden comer como un aperitivo nutritivo, rico en fibra dietética y carbohidratos, con un índice glucémico bajo, minerales, vitaminas y otros micronutrientes. Se recomiendan tanto para el control de peso y para mantener la buena salud de las personas, ya que ayudan al control de la glucosa, el buen funcionamiento del sistema digestivo y la regulación de la presión arterial.