La sal, la única roca comestible para el ser humano

El cloruro sódico (o cloruro de sodio) comúnmente conocida como sal, se emplea fundamentalmente en dos áreas: como condimento de algunos platos y como conservante en las salazones de carnes y pescado (incluso de algunas verduras), así como en la elaboración de ciertos encurtidos. Es un mineral que ayuda al balance necesario entre potasio, calcio, cloruro y sodio. Sus propiedades naturales ayudan a darnos energía. Es la única roca que es comestible para el ser humano, y es posiblemente el condimento más antiguo en el mundo.